viernes, 27 de enero de 2017

DISCO DE LA SEMANA: JOHN MAYALL, TALK ABOUT THAT

Hoy mismo se pone a la venta el último disco de John Mayall donde el viejo zorro del blues blanco donde sigue demostrando lo ajeno que es a cualquier mínimo movimiento de cambio dentro del panorama musical, sea cercano o no en su estilo. Siempre me ha llamado la atención esa manía suya de poner en la contraportada de los discos la nota musical que domina el tema, ya te digo, fiel a sí mismo. Es esa fidelidad la que le sigue dando un grado de credibilidad a lo que hace, con una discografía que gana puntos tras su anterior disco "Find A Way To Care" y éste de principio de año, atrás quedan los años bajos en las décadas 80-90. Producido principalmente por él y donde predominan temas propios y pocas versiones pero acertadas. En este caso ataca con las revisiones de ‘It’s Hard Going Up’ de Bettye Crutcher, artista a reivindicar del sello STAX con un disco imprescindible, "Long As You Love";   ‘Goin’ Away Baby’ de Jimmy Rogers  y ‘Don’t Deny Me’ del rocker Jerry Lynn Williams. La banda suena compacta, grabadas del tirón en el estudio, con sus músicos habituales Greg Rzab al bajo, Jay Davenport a la batería y Rocky Athas a la guitarra; éste último deja la banda para relanzar su carrera en solitario como antaño hicieran el resto de guitarristas sometido a la tiranía -dicen- del veterano bluesman. Las letras, otra de sus marcas, nos muestra su lado rebelde y comprometido, atacando la injusticia social, con clara militancia ecológica y desprecio por el mundo materialista sometido a la tiranía del capital y esclavo de las tecnologías, sus años en Laurel Canyon junto a sus amigos Bob Hite y Alan Wilson dejaron efectos permanentes. De ahí que su blues no se ajusta a parámetros clásicos y repetitivos a la hora de cantarlos, el texto es largo y trascendente frente a la ligereza y falta de mensaje que pesa en el estilo en la actualidad y en la música en general. Destacable es la incorporación del guitarrista Joe Walsh en los temas "The Devil Must Be Laughing" y "Cards on the Table", soberbias composiciones del propio Mayall. Se explaya en las teclas, soberbio el tema que cierra el disco, "You Never Know", y deja que gocemos de temas con arreglos vientos a lo grande, ahí queda el soberbio "Gimme Some Of That Gumbo" homenaje al sonido New Orleans. En febrero inicia una gira en la que cruzará España de abajo a arriba, en formato de trío, ocasión más que justificada para verlo defender los temas de este soberbio disco.


Seguidores