sábado, 8 de julio de 2017

DISCOS VERANO 2017

Siendo fiel a la verdad no es una lista de lo mejor del 2017, aunque alguno de ellos son fieles candidatos. Se trata de varios discos novedosos que pueden rellenar perfectamente estos días cálidos si te apetece escuchar novedades del género con un nivel estupendo. Ahí va una breve propuesta de las novedades más interesantes (que por cierto me ha costado ya que no está el panorama para echar cohetes):
CASH BOX KINGS: Royal Mint. 
La propuesta del dúo principal de este grupazo, Joe Nosek y Oscar Wilson, se resume con la expresión de jukebox blues auténtico; un compilación de versiones y temas propios con predominio del sonido Chicago a cargo de músicos talentosos y muy bien producidos por en propio Nosek. Un disco sin desperdicio, de la vieja escuela y en el que brillan, además de los antes nombrados, la increíble guitarra de Billy Flyn. 






EGIDIO JUKE INGALA & THE JACKNIVES:  Switcharoo.
Increíble banda de origen italiana, y en todo esto tiene que ver el gran Little Victor, uno de los músicos más interesantes del siglo en lo que se refiere a rescatar el raw blues y ser capaz de introducirlo en espacios dedicados al rockabilly o garage. El sonido es vintage, frenético y lleno de emoción. No importa de donde venga porque cuando se tiene se tiene. Brutal.





JASON RICCI & THE BAD KIND: Approved By Snakes.
Es inevitable destacar discos de aquellos que se liberan de ataduras y consiguen llegar más allá de las minorias que sostienen el mundo del blues. Jason lo ha conseguido, más por su juventud que por lo afortunado de su obra. Armonicista mediático y preferido de las superjambands del momento. Una primera escucha te deja con ganas de una obra más homogénea pero sin duda no puedes quedarte indiferente ante las acrobacias armonicista de Ricci. Para los que buscan algo más que los doce compases.

NATHAN JAMES: What I Belive. 
En la línea más cercana a gente como Luke Winslow King. Un guitarrias y estupendo vocalista con una obra más que interesante. Muy inspirado con el slide, como siempre, y con ganas de repasar viejos estilos de principios de siglo XX, trasladados a una banda perfectamente engrasada que asume el rag-time, mississippi sound, soul o boogie-boogie con una facilidad pasmosa. Disco que puede estar en cualquier balda de tu estantería ya que su estilo es abierto y, sobre todo, con muy buenas canciones. Redondo de verdad.




SLEEPY ROOSTERS: Chicago Roosters.
Y toca banda hsipana, sin duda. Una banda estupenda, joven y prometedora. Con un estilo nacido de la vieja escuela; Muddy & Howlin' Wolf, muy conseguido. Los músicos podrían acompañar a cualquier bluesman de tronío y salir airosos, te llevan en volandas gracias a una increíble sección rítmica y solistas (guitarra y armónica) que pueden estar entre lo mejor de nuestra geografía. La selección de temas no puede ser más acertada y su revisión, dentro de parámetros estandars, muy original. Discos nacional de los últimos meses, seguro. Un disfrute garantizado.

Seguidores